¿Cómo puedo saber si mi hijo necesita una prueba de audición?
1 . ¿Hay antecedentes familiares de pérdida auditiva neurosensorial infantil hereditaria o de personas jóvenes que no oigan bien?
2 . ¿Tiene alguna preocupación acerca de la audición, pronunciación, lenguaje o retraso en el desarrollo ?
3 . ¿Su hijo ha estado expuesto a cualquiera de las siguientes situaciones: meningitis bacteriana, sífilis, herpes, citomegalovirus, bajo peso al nacer (menos de 1,5 Kg), medicamentos ototóxicos?

Si usted puede responder sí a cualquiera de estas preguntas, su niño debe recibir una evaluación auditiva. Con la tecnología actual, un especialista puede determinar si una pérdida auditiva está presente incluso en los recién nacidos. La detección temprana de la pérdida auditiva es muy importante para que el niño desarrolle el habla y el lenguaje oral. El período crítico para el desarrollo del lenguaje es de los primeros 3 años.

Síntomas de la pérdida de audición
Incluso si la prueba de la audición del recién nacido es satisfactoria, siga observando los signos que indican que la audición es normal.

Algunos logros auditivos que su hijo debe alcanzar en el primer año de vida:

La mayoría de los lactantes recién nacidos se sobresaltan o “asustan” ante los ruidos fuertes y repentinos.
A los tres meses, un bebé por lo general reconoce la voz de los padres.
A los seis meses, por lo general un lactante puede mirar o girar la cabeza hacia el lugar desde donde proviene un sonido.
Es frecuente que, a los 12 meses, un niño pueda imitar algunos sonidos y decir unas pocas palabras, como “mamá” o “adiós”.