Qué esperar el día de la operación de su hijo

Entendemos que la cirugía puede ser un evento estresante para usted y para su hijo, así que hemos elaborado la siguiente información para ayudarle a sentirse más a gusto durante el tiempo que su hijo esté con nosotros.
Lo primero que va a hacer al llegar al centro es el proceso de admisión. Por favor, déle los formularios completos que le dieron en su cita preoperatoria, así como las autorizaciones de su compañía de seguros. Cuando sea el momento de preparar a su hijo para la cirugía, la enfermera les llamará al área quirúrgica.
Se pesará a su hijo se tomarán la temperatura y otros signos vitales y se le pondrá en un “vestido especial superchulo” y la enfermera le hará algunas preguntas de rutina tales como “¿Su hijo tiene alguna alergia a medicamentos? ” y “¿Cuando ha comido o bebido por última vez? “. El médico y/o el anestesiólogo hablarán con usted antes de que su hijo sea trasladado a la sala de operaciones. Asegúrese de preguntar cualquier duda que pueda tener en este momento. En la mayoría de los casos, si su hijo es menor de 12 años y el procedimiento requiere de una vía intravenosa se le pondrá en el quirófano después de que esté dormido/a .
Es importante que un padre se quede en la zona de recepción durante toda la operación.
Cuando sea hora de su intervención un celador le traerá al quirófano. Una vez terminada la intervención y despertado de la anestesia, será trasladado a la UNIDAD DE REANIMACIÓN (UR), donde su anestesiólogo y las enfermeras de reanimación estarán cuidando del niño/a mientras continúa despertando de la anestesia. En ese momento el cirujano saldrá a hablar con ustedes para informarles del procedimiento. Tan pronto el niño/a esté en condiciones, un padre o tutor será acompañado a la unidad de reanimación para acompañarle mientras se despierta.
Realizamos muchos diferentes procedimientos y los períodos de recuperación son altamente individualizados No debe preocuparse si hay un retraso en su salida de la UR. Muchas veces esto simplemente significa que usted, el paciente, todavía está dormido. Tenga la seguridad de que todo el personal de la UR están especialmente entrenados en el alivio de las molestias que puede experimentar después de la operación. Una vez despierto y recuperado suficientemente, será trasladado a su habitación de la CMA donde podrán acompañar al niño/a. La enfermera de la CMA repasará las instrucciones de cuidado en el hogar con usted. A continuación, será dado de alta bajo el cuidado de un adulto responsable que le lleve a casa. Un adulto se debe quedar con el niño/a durante las primeras 24 horas después de su cirugía. Si usted conoce el nombre del procedimiento puede buscar en la sección de “cuidados postoperatorios” para descargarse una copia por anticipado.
Usted puede traer algo que le guste a su hijo, como una manta favorita, chupete , o un peluche, que puede llevarse al quirófano.
Mamás y  Papás – No se olviden de cuidar de sí mismos. Traten de dormir la noche antes de la cirugía y comer algo por la mañana. Un padre calmado y “fresco” es el mejor medicamento que su hijo puede recibir.