Los pólipos o nódulos laríngeos son formaciones que aparecen en las cuerdas vocales; el tipo de células que los forman varían si son nódulos o pólipos. Son benignos siempre y no tienen capacidad de degenerar en algo malo. La causa más frecuente es el abuso continuado de la voz, unido a un sobreesfuerzo al hablar pero pueden tener otras causas, como el reflujo gastroesofágico.

Son muchas las ocasiones en las que tanto en mi blog como en persona los pacientes me consultan creyendo tener pólipos o nódulos laríngeos sin embargo por el tipo de síntomas que describen lo primero a descartar es el reflujo gastroesofágico (también denominado Laringitis por reflujo) aunque éste con el tiempo, como hemos comentado, también puede ser causa de la aparición de los mismos.

Para echar un poco de luz sobre el tema y diferenciar cuando es posible tener pólipos o nódulos o cuando es reflujo detallo a continuación cuales son los síntomas de ambas dolencias.

Síntomas del reflujo gastroesofágico

  • Tos diurna, tos nocturna, tos en salvas
  • Disfonía permanente, intermitente o fatiga vocal
  • Sensación de “cuerpo extraño”: es la sensación al tragar saliva que queda algún “contenido” en la garganta que no se puede terminar de tragar.
  • Dolor de garganta y/o faringitis crónica
  • Espasmos de cuerdas vocales (episodios de “ahogos” en donde se dificulta la respiración tanto bucal como nasal por cierre de ambas cuerdas vocales, de duración menor a un minuto, que ceden lenta y espontáneamente)
  • Rinitis
  • Acidez o quemazón que sube desde el tórax hacia el cuello

Síntomas de nódulos o pólipos laríngeos

  • Disfonía, es la pérdida parcial de la voz, lo que coloquialmente se conoce como quedarse afónico. La evolución típica (en el caso de los nódulos) es la de un paciente que hace años que tiene episodios repetidos de pérdida de voz, que cada vez son más seguidos, más duraderos y de los que se recupera peor. La voz se va volviendo más ronca y pierde su timbre normal, al principio temporalmente y, a medida que va haciéndose grande el nódulo, luego permanentemente. En el caso de los pólipos, la presentación puede ser brusca; tras un esfuerzo importante de la voz (como un grito fuerte) el paciente presenta la disfonía y ésta ya no desaparece.
  • Fonastenia, es la fatiga que aparece en la región del cuello tras un esfuerzo continuado de la voz; es típico que los pacientes empeoren de la voz y de las molestias en la garganta a lo largo del día si no hacen reposo de voz.
  • Fonalgia, aparece cuando la inflamación es importante y el hecho de hablar provoca dolor.